jueves, 6 de marzo de 2008

“Drógate, estás en TV”

Un reciente estudio de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), un grupo asesor de la ONU, denunció que “voluntariamente o no, los traficantes de drogas cuentan con publicistas de excepción, que vienen a ser aquellos personajes famosos que promocionan discos, películas o perfumes, pero que, al mismo tiempo, se encargan de banalizar el consumo de estupefacientes”.

Lo más grave y contradictorio -a decir de la JIFE- es que, en momentos en que justamente se intenta disuadir a la juventud a no consumir drogas, los medios de comunicación amplifican y glamourizan la imagen de personajes famosos cuyos estilos de vida están ligados al consumo de drogas. “La juventud suele ser la más vulnerable al culto de la fama y todo el glamour que la rodea”, dice el informe de la ONU.

Un preclaro ejemplo de una popularidad catapultada por una fila de informaciones sobre su adicción a las drogas, es la recientemente multipremiada Amy Winehouse. Hasta el año pasado, Winehouse sólo era una cantante de soul londinense, y hoy es una figura porque ha ganado cinco premios Grammy, pero, sobre todo, por sus problemas con las drogas. Su figura escuálida, sus salidas de tono, su consumo de cocaína sobre el escenario han llenado portadas. Además es un icono estético y quién sabe si en un modelo de comportamiento.

En defensa de la prensa, Javier Moreno, director de la revista española GQ, sostiene que "siempre ha habido artistas o literatos que se drogaban y nadie les juzgaba. Y ahora se pone en la picota a Kate Moss por consumir cocaína. Se la intenta aislar. Y es cuando más campañas consigue. Culpar a las revistas de estilo de vida de mitificar el consumo y de convertir a los artistas que las toman en héroes es tan injusto como culpar a las revistas de moda de potenciar la anorexia".

Por su parte, Julio Jayaloyas, director de la edición española de la revista Rolling Stone, afirma que "hace 40 años, cuando se fundó en Estados Unidos Rolling Stone, las drogas formaban parte de la contracultura y eran tratadas de forma muy distinta”. En el caso de RS, Jayaloyas dice que hoy tienen un cuidado exquisito en no publicar imágenes en las que los músicos aparezcan colgados, con pintas de haber consumido.

El mundo del rock se ha construido sobre el lema de vive rápido, muere joven y deja un bonito cadáver. Si exceptuamos a The Beatles, que también le dieron a las anfetaminas y a los alucinógenos, la mayoría de los mitos tuvieron una vida, y, muchas veces una muerte, estrechamente relacionada con la adicción: Jimi Hendrix, Jim Morrison, Janis Joplin, Elvis Presley, Sid Vicious, de los Sex Pistols o Kurt Cobain.

Sabemos que no sólo en el rock existen las drogas. También están presentes en otros géneros musicales y en otros ámbitos de la vida, más importantes y trascendentes que el rock quizás, como la política, el deporte, la religión, etc. La única diferencia es el modo en el que se difunden las informaciones sobre determinado personaje. No se puede negar que en los medios de comunicación, existen más noticias sobre cantantes o actores adictos que políticos o gobernantes que se drogan o mueren a causa de ello.

Fuente: El País, España

6 comentarios:

Miguel Villamizar dijo...

Hola Eagle
Amy Winehouse tiene un buen registro de voz, cuando escuche su música por primera vez realmente pense que estaba escuchando a una cantante de los 70as. Una de las cosas que no entiendo y nunca entenderé es porque esta gente si lo tiene todo - o bueno casi todo- tienen que recurrir a las drogas sabiendo que en si se estan autodestruyendo. Quizás se conforman con lo que tienen, y lo que tienen lo consiguen muy rapido y ya no tienen interés en seguir haciendo cosas nuevas con la música.

Un abrazo

Eagle dijo...

Efectivamente, La Winehouse es una excelente cantante, no lo niego, quizás de las mejores que han aparecido en este inicio del siglo XXI. Lo que sí hay que reconocer es que parte de su notoriedad de hoy, se debe a las informaciones que se propalan sobre su adicción desemedida a las drogas y a sus escandalosas entradas y salidas a centros de rehabilitación, factores que los medios de comunicación siguen explotando al máximo, dejando en segundo lugar el aspecto artístico. Más que cuestionar a la Winehouse, apunto mis críticas al manejo de la información de los medios y su afán de ensalzar el morbo cada día más. Para ellos el objetivo es vender, pues, no importa cómo.

Gracias por tus comentarios Miguel

Un abrazo

Eagle

renzo sanchez dijo...

la cocaína debe legalizarse, de esa manera se acabará el narcotráfico y los sucios negocios de los gobiernos corruptos. en colombia ya se están dando posturas en camino hacia la legalización. uno de los grandes impulsadores es el gran gabo marquez. aqui en perú, la cosa puede tener buenos resultados, siempre y cuando se fomente una plataforma de cambio progresivo de mentalidad. empezando por el fomento de debates, campañas de información y educación. sin eso sería inútil. algun dia, los shutes de cocaína se venderán debidamente empaquetados, salubricados, premedicados y fiscalizados por el estado. en holanda y en california ya se venden libremente, moños de marihuana.
mientras tanto existen instituciones como cedro que en vez de disuadir o prever, funcionan como entes influyentes de consumo. al narcotrafico le conviene ganar nuevos drogadictos y cedro alienta el consumo con propagandas que apelan a la curiosidad. todos hemos chicos, tomen en cuenta que los adolescentes suelen ser atraidos por las cosas novedosas.
hoy en dia, el tema de las drogas es tratado con prejuicios inquisidores, cosa que me parece absurdo y tonto, en los 30s, 60s y 70s, formaban parte de la cultura y no se hacia escandalo como lo que se hace ahora al proyectar imagenes de kate moss o criticar a amy winehouse, ante todo, está el principio del libre albedrío, la persona, como individuo escoge y hace lo que quiere y nadie tiene porquè decirle lo que debe hacer.

Eagle dijo...

Eso de legalizar la cocaina me preocupa. Es posible que se acaben las mafias y los grupos estatales corruptos alrededor de esta droga, pero creo que el costo social de una venta al libre postor seria demasiado alto. Si ya con el alcohol tenemos serios problemas de accidentes y enfermedades, imagínate que nos espera con el expendio de drogas. Que sociedad e individuos con diversas taras estariamos forjando para el futuro. Además, dices que los shutes de cocaína se venderian debidamente empaquetados, salubricados, premedicados y fiscalizados por el estado. ¿El Estado? ¿El Estado ineficiente e incapaz de adminmistrar y corrupto por antonomasia? Eso puede ser en sociedades como algunas europeas. Ademas, venderlos empaquetados y solo por prescripción médica, puede degenerar también en un mercado negro que igual lo distribuya por lo bajo, dado el crecimiento en su consumo debido a su legalización. Creo que la solución está en otro tipo de medidas.

Gracias por tu comentario Renzo,el tema es apasionante y da para mucho más.

un abrazo

PD: y el hecho de que Gabo esté alentando la campaña para la legalización de la cocaína en Colombia. Bueno, Gabo también defiende la tiranía cubana desde hace mucho tiempo, prueba de que no siempre sus opiniones pueden ser tan sensatas como las hermosas páginas de sus libros.

Miguel Villamizar dijo...

Hola Amigo Eagle
Quisiera dar opiniones. La primera para terminar lo referido al manejo de la información de los medios creo que el ejemplo mas triste -realmente me da mucha pena-, es el de Britney Spears. Muy al margen de su música los medios han hecho de esta pobre chica una piñata humana. Pensar que cuando apareció a fines de 1999 toda esa prensa que hizo plata con ella ahora se burlan de su adicción y pareciera que no van a parar hasta que la pobre se suicide. Es un caso lamentable y un ejemplo de lo que cierta prensa se ha convertido hoy en día : en una manada de aves de rapiña. Aquí en nuestro país la expresión más genuina de este tipo de prensa es Magaly Medina.
En segundo lugar sobre lo comentado por el amigo Renzo Sánchez definitivamente no estoy de acuerdo. El narcotráfico es un problema que tiene que seguir siendo combatido por todos los Estados. Aceptar que la cocaina sea legalizada sería un suicidio para la humanidad. Como no se puede seguir luchando contra la cocaína hay que legalizarla. Con esa lógica también hay que legalizar los homicidios : como siempre van a existir homicidios, asesinatos y nunca se va a poner fin a estos delitos, entonces hay que legalizarlos. A mi opinión la solución pasa por la educación, la prevención. El tema de la curiosidad es algo inherente al ser humano y no se puede hacer nada contra eso. Y como bien dicen cada uno decide su destino y es producto de sus actos.

Un abrazo.

Eagle dijo...

Para mucha gente de la farándula, no todas por supuesto: no hay publicidad buena ni mala, solo hay publicidad, simplemente. Y es que al manejo escabroso de los medios ensalzando ciertos comportamientos y actitudes perniciosas de los famosos, se le suma también la intención y el deseo de cierta clase de artistas, por lo general de aquellos que carecen de un talento artístico real, de conseguir portadas a como de lugar, no importa si aparece arrastrándose por las calles embriagados o drogados hasta el tuétano, o mostrando el culo o las tetas al más puro estilo XXX. La cosa para ellos es seguir figurando, dando de qué hablar, y para los medios seguir vendiendo. Ahora bien, a esos dos factores se le une también el factor público, que consume con voracidad y en grandes masas ese tipo de informaciones que no tienen nada que ver con el tema artístico sino con escándalos de drogas, sexo y alcohol. ¿Quién vino primero? ¿Qué origina a quién? Es como la adivinanza del huevo o la gallina: ¿quién apareció primero?

Gracias por tus comentarios Miguel

un abrazo